becera navidad un rincon para mis cosas

becera navidad un rincon para mis cosas

lunes, 21 de abril de 2014

Apodos

No me emocionan los apodos aunque sí que admito cualquier variación de mi nombre cuando me llaman, desde más largos como Beatricia a los más cortos como Bea o Bei; más cariñosos o cercanos como Beita o Beuchi... No soy nada exigente con esto pero entiendo a aquellos que lo son porque no es lo mismo Maria del Carmen que María, ni María Teresa que Marite, ni siquiera Manolo que Lolo, ni Dolores que Lola!!!! 

Pero el nombre en diminutivo dice mucho de algunos que son más o menos originales o peculiares, pero siempre hay que remontarse al origen! Por qué te llaman o te gusta que te llamen... No es lo mismo que de pequeña dijeras mal tu nombre que cuando tenías uso de razón y odiabas tu nombre decidiste que por favor te llamarán de otro modo! Pero cualquier opción es buena y válida para mí! 

Sin embargo en el mundo de los apodos porque te pareces a, porque quieres ser como, o porque simplemente mola que te llamen de tal manera, ya no encuentro tanta lógica! Te terminas llamando de muchas maneras y algunas no tienen nada que ver realmente con tu nombre y es más, a medida que te haces mayor, algunos apodos resultan ridículos! 

Llamar a un señor de 70 años Willy a mi me resulta raro! Igual que si le tuviera que llamarle Clooney porque de joven se parecía a George! 

Igual que me sorprende que algunos cuyo nombre es muy muy feo como Eutimio o cosas similares lo lleven genial y les encanté su nombre! Me parece genial pero me resulta chocante! Y a un bebé llamarlo paqui????

Por ejemplo mi hermano Roque, se llama como mi padre y matizo, Roque es un nombre no un diminutivo y a mí me gusta quizá porque he convivido con ese nombre desde que nací, y cuando era pequeño se enfadaba porque todo el mundo le preguntaba que de qué nombre venía lo de Roque! Llegó a decir en una ocasión que quería internacionalizar su nombre y que cuando tuviera hijos los iba a llamar a a todos Roque1, Roque2.... Por mucho que eso se pareciera mucho a una saga de películas muy conocidas! 

Eso sí, que cada cual haga con su nombre lo que quiera, de hecho ahora ya se puede cambiar con mas facilidad que antes! Además las modas también influyen en esto! 

Influye el nombre en tu personalidad? Pues seguro que sí y por eso los padres siempre piensan mucho los nombres de sus hijos, descartamos algunos porque nos recuerdan a alguien que no nos cae bien o que conocimos de pequeños y era malo.... Nosotros elegimos los de los nuestros y en ambos casos suenan fuertes y con carácter, Carlota y Gonzalo, será porque nos gustaría que nuestros hijos sean así?