becera navidad un rincon para mis cosas

becera navidad un rincon para mis cosas

viernes, 16 de octubre de 2015

Lo bueno de Madrugar... MUCHO!

Hay un refrán que dice.. “a quien madruga, Dios ayuda”…. Yo siempre he madrugado,  no sé si dios ayuda o no, pero no me importa madrugar aunque me levanto a unas horas que no sé yo si son pertenecientes a la noche anterior o llegan a ser muy tempranas del día que corre…. Algunos días dudo! 

Hay que buscarle el lado positivo a las cosas y aunque madrugo mucho y mucho y duermo bastante mal (unas veces porque no me dejan y otras porque mi cuerpo se revela), salgo de noche cerrada, profundamente cerrada, veo las estrellas en el cielo negro de la mañana y me encanta que haya pocas nubes porque se ve espectacular el cielo!  Ayer saque mientras esperaba a mi transporte una foto de noche cerrada….. el cielo no se ve pero claro, has probado hacer un foto con un móvil a la luna? Pue si no lo has hecho, prueba… no sé ve apenas, queda lejos no lejísimos u no sabes ni o que es… eso si tienes flas porque si no el Angulo de obturación es tan amplio que sale todo borroso! 

Alguno dirá… a qué puedes sacar una foto de noche-noche y sin luz…. Pues a una farola! En concreto me gustó mucho el color que tenían los arboles con las hojas cayéndose por la leve brisa y la luz de la farola potenciaba ese amarillo otoñal!  Para ser una foto en un “pis pas”, quedó chula! Al menos a mí me lo parece! 

Lo bueno también de madrugar es que no vives esa vorágine casera de las mañanas en las que hay que despertar, vestir y dar de desayunar a los niños de mal humor y con sueño…. Yo muchos días los levanto, con calma, y los empiezo a vestir, y me encanta hacerlo porque al menos así los veo, pero “el tengo que salir de casa con los niños y vamos a llegar tarde” no lo vivo en primera persona, yo lo dejo a medias y mi marido se encarga, llega mi hora y me voy! 

También me gusta programarme el día con calma porque tras la programación viene el caos más absoluto…. Todos los días o al menos casi todos, cuando me voy de la oficina reviso esa programación que he hecho cuando he llegado y el sarcasmo me inunda…. Los “deberes” siguen sin hacerse! A cuántos más les pasa esto?  Y me pregunto…. Por qué hago listas? Por qué me organizo? Si luego da igual…. Pues ya con los años lo sé….. porque como dice mi marido, “Me gusta hacer listas”!